Como el aumento de la productividad de la agricultura libera fuerza laboral para otros sectores, durante varias décadas del siglo pasado esta relación entre agricultura y crecimiento económico global fue en ascenso, persiguiendo la industrialización y el desarrollo. Se considera que el papel del sector es el de ayudar al desarrollo industrial, por lo tanto las políticas agropecuarias siguen siendo centrales en equilibrar la macro-economía del mundo.

Industria AGRÍCOLA

Bandera Inglesa.jpg
Bandera Argentina.jpg